UN MENSAJE CLARO A LAS ÉLITES

Desde que inició el Gobierno de Joe Biden, en los Estados Unidos, se ha volteado la mirada hacia Centroamérica, especialmente a Guatemala, Honduras y El Salvador, por ser los aliados rebeldes del norte, donde la corrupción, la impunidad y el crimen organizado hacen de las suyas.

Esa peculiaridad hace que estos tres países centroamericanos, principalmente Honduras, estén expulsando a cientos de ciudadanos que no tienen más remedio que aventurarse hacia el norte, a sabiendas del peligro que esto representa, el asunto es que lo decimos de Honduras.

Pero Guatemala es quizá el país que por la corrupción y crisis eterna de la institucionalidad, expulsa cada vez más a buenos guatemaltecos que no encuentran las oportunidades que los haga salir de la miseria. No los hemos visto en caravana pero son los que más están abandonando a sus familias por el sueño americano.

Con esta crisis de Migración, Estados Unidos ha tenido que mandar a enviados especiales para tratar el tema con los Gobiernos, como fue la recién visita de Ricardo Zúñiga, que constató los serios problemas que genera la corrupción y la impunidad en nuestros países, y por supuesto la penetración del crimen en quienes nos gobiernan.

Pero lo más importante de esto es que el propio Biden designó a la Vicepresidente de los Estados Unidos, Kamala Harris, para que se hiciera cargo personalmente de la crisis migratoria que se tiene en la frontera sur, y atender todas las causas posibles y estructurales para que cientos de personas ya no sigan migrando al norte.

“Los Estados Unidos tenemos la oportunidad de brindar esperanza a las personas del Triángulo Norte de que la ayuda está en camino si es que se quedan en su hogar” dijo la Vicepresidenta Harris.

Este proceso es sin duda un mensaje claro a las élites que han estado por siempre mamando de la teta del Estado, y que ahora en este proceso están llamados a generar oportunidades para miles y dejar por un lado la corrupción que los corroe desde siempre. Esta semana veremos mucho más claro este mensaje con las reuniones virtuales que Harris tendrá con el presidente Alejandro Giammattei, a quien le pondrán sobre la mesa la posibilidad de ser aliado o enemigo. 

Pero el mensaje más claro que se ha enviado hasta el momento a las elites y al propio presidente, Alejandro Giammattei, ha sido el del senador Patrick Leahy, quien emitió una declaración “sobre la crisis de gobernabilidad y Estado de Derecho en Guatemala” que da un panorama más claro sobre lo que está sucediendo en Guatemala.

“Guatemala enfrenta hoy una crisis que determinará el futuro de la alianza entre Estados Unidos y Guatemala. La elección recae en el presidente Giammattei y las demás élites políticas y económicas del país. Fuerzas corruptas dentro del sector privado, la Asamblea Nacional (Congreso), las fuerzas armadas, e incluso algunas dentro del propio poder judicial, están actuando con el apoyo de la presidencia, para manipular el proceso de selección judicial e intimidar y silenciar a magistrados honestos y valientes que arriesgan su vida defendiendo el Estado de Derecho. Vimos esto cuando CICIG fue clausurada por la fuerza y hoy la historia se repite” manifestó Leahy.

Agregó que “el presidente Giammattei se comprometió a ser diferente de sus predecesores. Declaró defender la justicia y la gobernanza responsable. Pero sus palabras aún no han ido acompañadas de acciones y el país se encuentra en una encrucijada” señaló.

Ojalá Estados Unidos no nos deje solos y que se emprenda desde ya la Comisión Regional Anticorrupción para combatir el peor mal que existe en nuestros países y poder de esa forma evitar la migración irregular de miles de ciudadanos centroamericanos.

Epicentro GT

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related post