PDH acompaña a abogado Alveño, quien denunció corrupción desde el despacho general del MP

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Foto: PDH

El recién pasado domingo, el abogado Marco Aurelio Alveño Hernández presentó una denuncia por hechos de corrupción que involucrarían a funcionarios del Gobierno de Guatemala y el Ministerio Público (MP). En dicha presentación estuvo presente el Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas Andrade, la cual fue recibida por el oficial de turno.

Alveño Hernández abandonó el país luego de presentar dicha denuncia, quien fue colaborador eficaz de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) y dio declaraciones ante un fiscal auxiliar que involucran a la Fiscal General y Jefa del Ministerio Público (MP), Consuelo Porras, ya que indicó que desde su despacho se tomaban decisiones sobre casos.

Dicha declaración la efectuó el pasado 13 de julio y develada hace unos días por elPeriódico, sin embrago, el MP dice desconocer la veracidad de las declaraciones. Por su parte, Porras indicó que determinarán si es una declaración oficial y de serlo, identificar a la persona que la compartió con dicho medio de comunicación.

La polémica declaración del abogado evidencia que se ha manipulado y llegado a acuerdos con imputados desde el despacho de Consuelo Porras, quien también ha compartido información sensible y privilegiada con el presidente Alejandro Giammattei por conveniencia, amistad o a cambio de dinero, extremo que estaría siendo investigado por la FECI.

El abogado, previo a su salida de Guatemala indicó tener temor por su seguridad y la de su familia, por lo que se aseguró que la Procuraduría de los Derechos Humanos tuviera conocimiento de tal situación, ya que su declaración la realizó cuando Sandoval aún estaba al frente de la FECI, pero después de su destitución no sabía qué pasaría con él por la información que reveló y conoce.

Asimismo, dijo que su declaración, que vincula a Héctor Anibal de León Velasco y su asistente Paola Mansilla en evitar que la FECI investigara a personas señaladas de corrupción, la realizó como forma de enmendar su error, al apoyar al exdirector del Banco de Guatemala, Edgar Barquín en el pago de un soborno.