• 28 de November de 2020

LOS Q120 MILLONES PARA LA DESNUTRICIÓN

 LOS Q120 MILLONES PARA LA DESNUTRICIÓN

La semana pasada la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) propinó un golpe certero contra la corrupción al localizar en una casa allanada en La Antigua Guatemala, Q120 millones producto de coimas, supuestamente entregado a un Ministro o una Ministra de la administración anterior.

Según el jefe de la FECI, Juan Francisco Sandoval, no se descarta que esa cantidad de dinero podría ser producto de actividades del narcotráfico, ya que de acuerdo con la información la casa allanada la semana pasada, se encuentra en el mismo condominio donde fue capturado Marlon Monroy Meoño, alias el Fantasma, quien presuntamente había financiado la campaña del expresidente Jimmy Morales y del exvicepresidente Jafeth Cabrera, por medio del hijo de este último.

A este golpe que asentó la FECI a la corrupción no faltaron los detractores en las redes sociales quienes aseguran que era un show, pero la verdad es que nunca antes en la historia de Guatemala se había encontrado tal cantidad de dinero relacionado a actividades ilícitas.

La FECI es un legado de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) que hay que valorar y apoyar en todo, aunque hayan muchos incluyendo la Fiscal General, Consuelo Porras, que pareciera que quieren acabar con su labor. El apoyo lo tiene la FECI y la ciudadanía reconoce la encomiable labor de la Fiscalía en la lucha contra la corrupción y la impunidad.

Ahora bien ¿para qué se debe utilizar el dinero incautado por las autoridades en La Antigua Guatemala? Si bien existe una Ley de Extinción de Dominio que determina como debe ser distribuido el dinero y bienes incautados al crimen organizado, el país tiene necesidades mucho más urgentes para atender como es la desnutrición.

Por ello nos unimos al llamado hecho por el vicepresidente Guillermo Castillo, quien propuso por medio de sus redes sociales, que el dinero incautado por la FECI debe destinarse en su totalidad para atender el problema de la desnutrición. Según Castillo esto se podría hacer por medio de una normativa específica del Congreso que puede aprobarlo y exigir que se maneje con transparencia.

“Si la desnutrición es el objetivo número uno que tenemos como país, necesitamos los recursos necesarios. Discursos sin recursos en seguridad alimentaria es demagogia, y recursos sin transparencia es un crimen para la humanidad” señaló en Vicegobernante.

El país mantiene una deuda histórica con los niños y niñas con desnutrición, es urgente que como sociedad nos comprometamos a superar ese lastre que afecta a más del 49% de nuestros niños y niñas menores de 5 años. No podemos seguir siendo nada más observadores y debemos tomar acciones para que nuestros niños tengan un mejor futuro.

Al Gobierno de Guatemala le exigimos tomar las acciones pertinentes para atender a la niñez que padece desnutrición, ya sea con el dinero incautado por la FECI o con los recursos designados a las instituciones para atender esta problemática. Es momento de actuar y darle un futuro prometedor a nuestra niñez.

Epicentro GT