Los datos detrás del agua en Guatemala

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Foto: Oliver de Ros

Por Jody García

Fotografía Oliver de Ros

Tres escenarios de la situación del recurso hídrico en el país.

El análisis parte de las respuestas dadas por las municipalidades.

Solo intervienen cuando hay una fuga

Inundaciones, caos vial, tráfico y hasta tragedias. La falta de tratamiento al sistema de tuberías provoca daños no solo en la Ciudad de Guatemala, sino en el resto del país.

Los datos demuestran que verificar la red de distribución de agua no es una prioridad para las municipalidades, hasta que se vuelve un problema difícil de ignorar. Es decir, solo hacen reparaciones a daños visibles.

Brota de las piedras

Conseguir agua implica hazañas como recorrer kilómetros con una tinaja en la cabeza y otra en la cintura, cavar en la tierra hasta encontrarla o juntar botes debajo de un canal para recolectar la lluvia.

Estos son los datos de quienes no pueden abrir el chorro y acceder a ella.

Tarea pendiente

Tratar las aguas residuales implica desinfectar el recurso contaminado para incrementar su uso. Para ello, el Acuerdo Gubernativo 236-2006 establece criterios para reusar el líquido y exige a todos los gobiernos locales a contar con plantas de tratamiento.

Aunque ya hay proyectos en marcha, las municipalidades han pedido desde 2015 ocho años de plazo. Su solicitud fue atendida, todas deberán tener al menos una en 2023.