LAS SANCIONES CONTRA CONSUELO PORRAS Y ÁNGEL PINEDA, OTRO LLAMADO DE ATENCIÓN

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El Departamento de Estado designó como corruptos a la Fiscal General, Consuelo Porras y al Secretario General del Ministerio Público (MP), Ángel Pineda, por obstruir casos de corrupción. La amiga del presidente Alejandro Giammattei ahora se encuentra en el ojo del huracán y no puede permanecer más en el puesto, así que Renuncie ya.

Esta designación pone en entredicho la independencia de la persecución penal de Guatemala y a los ojos del mundo un retroceso total en la lucha contra la corrupción que se había logrado en aquel lejano 2015, cuando un MP fortalecido de la mano de la extinta Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), desmantelaba las Redes Político Económicas Ilícitas, que se habían incrustado en el Estado.

Pero para llegar a este retroceso hubo señales claras y actores que propiciaron ese desmantelamiento de la justicia y principalmente del MP. Era claro que el expresidente Jimmy Morales no quería alacranes en su camisa, como lo dijo en algún momento Giammattei, pero este con más descaro le llama su amiga.

Está claro que estas sanciones en contra de dos altos funcionarios del MP, es un llamado de atención al propio presidente Alejandro Giammattei y a algunos diputados que continúan haciendo de las suyas, abanderando la corrupción y la impunidad, sin que por el momento tenga consecuencias, pero que ya llegará el momento en el que enfrenten la justicia.

El haber destituido al exjefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) Juan Francisco Sandoval, le está pasando la factura a Porras, el haber prestado oído a actores corruptos la convierten ahora en parte de ese grupo de personas, que sin duda la dejarán sola, pues para sus objetivos ya fue útil, pero ahora ya no les servirá para mucho.

Estas sanciones también tienen que ser leídas claramente por los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y la Corte de Constitucionalidad (CC), que con el mismo sentir se han prestado a querer quitarle la inmunidad a una de las juezas más honestas y honorables que ha luchado contra la corrupción como lo es Érika Aifán.

Aifán como Juan Francisco Sandoval es respaldada por la Comunidad Internacional y reconocida por los Estados Unidos, que ahora sanciona a la Fiscal General. Magistrados no se dejen manipular, no sea que un día de estos por prestar más a atención a Ricardo Méndez Ruiz, que dicho sea de paso también está sancionado por ser un actor corrupto, sean ustedes también sancionados.

Los Magistrados tienen que verse en el espejo de la Fiscal General, que fue la tonta útil para frenar la lucha contra la corrupción pero que al final se quedará sola y sin credibilidad alguna, y conste que es advertencia para ustedes para que la poca credibilidad que les queda no se vea en los suelos como se ha visto su honorabilidad.

Aplaudimos la decisión del Departamento de Estado pero también le pedimos mayor consistencia en contra de otros actores que socavan el paupérrimo Estado de Derecho que tiene Guatemala.