EN BÚSQUEDA DE EXTRADITABLES PARA CONGRACIARSE CON EE.UU.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Las autoridades del Ministerio Público (MP), en especial de la Fiscal General, Consuelo Porras, y del Ministerio de Gobernación, Gendri Reyes, han estado planificando la captura de guatemaltecos extraditables por narcotráfico a cuenta gotas para congraciarse con Estados Unidos y con eso evitar más sanciones a funcionarios que con sus actos socavan la democracia de nuestro país.

Y es que el hecho de que Consuelo Porras y al Secretario General del MP, Ángel Pineda, estén en la Lista Engel por sus actos de corrupción y haber socavado la democracia de Guatemala, ha puesto en el avispero a todos los funcionarios a quienes tarde o temprano la justicia les llegará. Y entonces a cambio de menos sanciones se han puesto a la tarea de buscar a los extraditables como un acto reivindicación con EE.UU.

La lógica de las autoridades es que entregando a estos guatemaltecos involucrados en actos de narcotráfico y en reclamo por Estados Unidos, lograrán cambiar la atención de los actos de corrupción de los que se les acusa a ellos, o dejarán de pedir resultados tangibles en la lucha contra la impunidad y la corrupción que campea en Guatemala.

El desastre de la administración pública está a la vista de la comunidad internacional, ellos no son miopes como lo son nuestros funcionarios, conocen cada movimiento y cada acción que realizan en favor o en contra de la población que está sufriendo de esa mala administración.

De acuerdo con la información proporcionada por la Policía Nacional Civil (PNC) hasta el 15 de noviembre de 2021, suman 59 extraditables capturados, entre ellos 49 son por temas relacionados al narcotráfico, pero lo muestran como un gran logro en conjunto con el MP, no saben que la población no es tonta y mucho menos que EE.UU. quien sabe que ellos conocen muy bien a estas personas, porque son cómplices de este sistema tan erosionado.

Los guatemaltecos honestos y trabajadores tenemos las esperanzas para que pronto la Fuerza de Tarea contra la Corrupción que conformó Estados Unidos con varias de sus agencias, dé resultados pronto y no solo sean sanciones administrativas como quitarles la visa a los corruptos y el dinero, sino más bien verlos tras las rejas, pero no como un acto de venganza sino más bien como un acto de justicia, por los miles de guatemaltecos que ahora mismo sufren desnutrición o quienes se atreven a migrar hacia el norte en búsqueda de nuevas oportunidades, esas oportunidades robadas por la corrupción.

No tenemos la menor esperanza en las actuales autoridades, porque tenemos una Fiscal General, que se ha convertido en el verdugo de quienes han luchado contra la corrupción y la impunidad en Guatemala, Consuelo Porras ha criminalizado a todo aquel que considera enemigo poniendo en entre dicho el Estado de Derecho y Certeza Jurídica de nuestro país.

Cómo tener esperanza en las actuales autoridades que han preferido entregarse a los sobornos de extranjeros en vez de la protección de sus ciudadanos, como lo hizo el propio presidente Alejandro Giammattei, o el Ministro de Gobernación, Gendri Reyes, que se hace de la vista gorda con la violencia, las extorsiones, los asesinatos contra mujeres, que provoca que los guatemaltecos vivamos en zozobra, simplemente porque no han hecho su trabajo como corresponde que es buscar el bien común de los guatemaltecos.

Es por eso que tenemos que esperar que ojalá la justicia norteamericana enderezca lo que no se ha podido en Guatemala.