ELEMENTOS SOBRE LA SITUACIÓN DE ABOGADOS/AS Y NOTARIOS/AS EN GUATEMALA

Oswaldo Samayoa

-Pasando el Niágara en bicicleta-

Existen ciertas circunstancias que deben ser evaluadas desde muchas perspectivas para dar en el clavo de la situación difícil que atraviesa el gremio de abogados/as y notarios/as del país. Particularmente debe salvarse que al hacer tal referencia de “difícil situación” la atención se centra en que todo lo que le sucede esta teniendo repercusiones en tres áreas específicas: a) la independencia judicial; b) la disminución de la impunidad; y c) la consolidación de un estado constitucional de derecho. Si traducimos estas tres áreas en efectos directos sobre la población de Guatemala podríamos decir que son: a) desprotección de los derechos ante abusos de autoridad y arbitrariedad; b) permisión de la corrupción y enriquecimiento de particulares a costa del Estado; y c) el incremento de medidas represivas por sobre un modelo de garantías de derechos humanos.

No es poca cosa, entonces, que, si este gremio está mal, muchas cosas de la población se vean afectadas en buena medida. Para hacer un análisis histórico quizá tendremos que irnos a las reformas del año 1993 a la Constitución, esto porque es acá en donde se amplían las posibilidades de incidir en la selección de jueces y magistrados. El CANG elige representantes en comisiones de postulación, elige directamente magistrados constitucionales (titular y suplente) y, a partir de ello, grupos de corrupción, mafias, crimen organizado, pro-impunidad, entre otros, guardan interés en mantener dicho colegio cooptado. Ahora bien, esto debe verse de forma sistémica, es decir, se cooptan personas desde las universidades y se siguen cooptadas ya como profesionales, es una cadena de sometimiento que impide libertad dentro del gremio. Quizá la discusión madura del propio gremio debería dar respuesta a ¿cómo dejar de ser un vehículo que postula jueces y elige magistrados? A partir de ello mi opinión sería que el CANG al igual que las universidades no deben seguir participando en estos procesos.

La percepción social del abogado/a es vinculada constantemente con la delincuencia:

Soy el licenciado Abundio Revolorio, experto en Derecho Administrativo, arte que he aprendido desde que fui empleado del Licenciado Vargas, en el pueblo donde nací. Comencé a trabajar, no en el bufete del abogado, sino en la tienducha que Vargas tenía enfrente del parque. Yo era el encargado de comprar al por mayor. Robé tanto y sin ser descubierto que allí se definió mi vocación legal.” Novela el abogado y la señora de Dante Liano.

En este punto, es difícil hacer una simple lectura de lo profundo que ha llegado esta situación gremial, sin embargo, otro de los elementos que se añade es el problema de estudiar el orden legal y público que rige nuestro país. ¿Por qué? Porque en las facultades (que no son de derecho si no de leyes) lo que se enseña es el marco jurídico vigente de las décadas 1960 y 1970, es decir, no es el marco jurídico propio del Estado Constitucional de Derecho al que hace referencia la constitución vigente de 1985. Esta trampa cronológica hace pensar a muchos en cambiar la constitución, pero no, lo que hay que hacer es adaptar el orden jurídico legal a la constitución. Pues bien ¿Qué pueden ustedes esperar de una persona que estudia leyes de 1960 que fueron puestas en vigencia por un militar que dio golpe de estado? Los abogados/as (me incluyo) fuimos deformados y no formados ¿Cómo ser un abogado de derecho y no un procurador de leyes de poderes autoritarios?

“¿Qué representa el poder real de un hombre como, digamos [este abogado/a] del que tanto se habla, sino un puro acrecentar del poder en sí, sin atributos de valor?” Novela la Región Más Transparente de Carlos Fuentes.

Dos cuestiones hasta ahora, vinculación del abogado/a con grupos de poder externos que requieren mantener cooptado el Estado y, además, una academia presta para que estos grupos de poder funcionen tal y cual como siempre lo han hecho. ¿Cómo postular a un puesto dentro del CANG sin tener que ser sometido a esos intereses? ¿Cómo competir con grandes capitales que incluso dan aviones, comidas, fiestas y regalos a los agremiados?

“Balboa – ¡Por fin! ¿Esta claro ahora? ¡Hemos caído en una mafia!

Isabel – ¡Hay que salir de esta cueva como sea!

Balboa – ¿Por dónde? ¿No comprende que todas las puertas están tomadas?” Teatro: Los árboles mueren de pie de Alejandro Casona.

Parece entonces que estamos atrapados y debemos pasar el Niágara en bicicleta, pero creo que si hay algunas salidas sin entrar en roperos de impostores o personajes de caras falsas. Lo primero, en mi percepción, es apostar a restarle poder al gremio de abogados, esto es: a) convertir el sistema electoral en un sistema de poblaciones y no de abogados/as, lo que implica un instituto electoral y por aparte el tribunal electoral; b) separar totalmente la academia (las facultades de derecho) del poder de designar o postular candidatos a judicaturas, en igual sentido el CANG; c) depurar totalmente el sistema de justicia y casi darle un reseteo desde la carrera judicial, sistema de evaluación y mecanismos de postulación; d) cambiar el orden público legal para que se adapte al marco jurídico constitucional; y e) librar el ejercicio de la profesión del abogado de una actividad que hasta hoy representa lucro a partir de ser funcional a las estructuras de corrupción dentro del Estado y de favorecimiento de impunidad.  

Sin embargo, como una advertencia al final del producto, debe decirse que pueden hacerse todos los cambios, pero hay algo que profundiza cualquier circunstancia, sí, la corrupción también esta en el gremio y la historia de Guatemala lo demuestra. Acá por monedas cambian sistemas, retroceden cualquier avance y venden la moral por las alabanzas. 

“- ¿Y ustedes creen que no les podría fusilar? -se atizó los bigotes carbonosos la primera autoridad; si la patria necesita del progreso y ellos con su negativa cerrera lo obstaculizan, lógico es que la traicionan. […] – Fusilar, no, señor Kind, pero «pistearlos» si… «Pistearlos» … Se mata de muchas maneras…Hay muchos fusilados con balas de oro…” Novela el Papa Verde, Miguel Ángel Asturias. De tal cuenta el cambio sucede de fondo, se construye desde abajo y admitiendo una renovación total o, definitivamente, terminaremos de caer en una espiral de la cual nunca podremos regresar, una en donde en lugar de derecho estudiaremos ciencia ficción (Mijangos López) y en donde deberemos conformarnos con mercaderes de justicia.

Epicentro GT

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related post