Elección de Cortes, entre las manos de Giammattei y una estrategia perversa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Por Eder Juárez

eder.juarez@epicentro.gt

El 13 de octubre de 2021 se cumplen 2 años desde que el Congreso de la República no ha electo a los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y Corte de Apelaciones, como una estrategia de la alianza de poder que predomina en el país, y por otro lado la manipulación del presidente Alejandro Giammattei, para que este proceso no avance, según analistas y diputados consultados.

La no elección de Cortes pasa por varias situaciones, entre ellas la restauración de la impunidad y la falta de certeza y seguridad jurídica que pone en entredicho a la justicia guatemalteca, al punto de colocar a Guatemala como un Estado Fallido.

De acuerdo con Carmen Aida Ibarra del Movimiento Pro Justicia, hay una alianza predominante en donde participan diputados, Presidente, el Gabinete de Gobierno, Magistrado de la CSJ, de Apelaciones, de la Corte de Constitucionalidad (CC) el Ministerio Público (MP), el Tribunal Supremo Electoral (TSE), el Congreso, algunos empresarios, políticos, figuras académicas y gente de diferentes segmentos de poder del país, tomando roles en el marco de una estrategia que buscaría mantener las Cortes con los actuales Magistrados en sus cargos.

“Esa alianza dominante en el país quiere mantener a los actuales Magistrados de la CSJ y de Apelaciones en sus cargos, para que desde esos cargos lleven a cabo un proceso de restauración de patrones de impunidad y que al mismo tiempo le faciliten el ejercicio del poder público y político, que implica entre muchas de estas cosas el tener bajo su control político a las diversas instituciones del Estado” señaló Ibarra.

Asimismo, aseguró que estamos ante una estrategia, la no elección de Magistrados de la CSJ y de Apelaciones, “es una estrategia y no una simple falta de voluntad del Congreso, no es que no lleguen al quorum, no implica que lo quieren hacer pero no pueden porque es un proceso de votación engorroso, sino que estamos ante una decisión de no elegir a los Magistrados, porque es lo que conviene a esos intereses y esos intereses incluyen proteger el poder político y el poder público en aras de ejercer a su manera el control democrático en el país y por supuesto imponer los patrones de impunidad”.

Esta estrategia tiene como fin común el controlar los límites y los alcances del poder público, manifestó la entrevistada.  

EL PODER JUDICIAL HA JUGADO UN PAPEL ESPURIO A FAVOR DE LA IMPUNIDAD

La credibilidad del sistema de justicia en Guatemala está en entredicho desde hace mucho tiempo, no es que la credibilidad se ponga en entredicho ahora o que la pérdida de confianza se esté dando ahora, no, desde hace mucho tiempo hay perdida de confianza y credibilidad en el Organismo Judicial, «porque históricamente el poder Judicial ha jugado un papel espurio a favor de la impunidad, para proteger a los criminales que anidan en el poder público, en el poder político, el poder económico», señaló Ibarra.

Entonces la pérdida de confianza, de credibilidad, de desprestigio, no es por lo que está sucediendo ahora, sino que se ha ampliado esa pérdida de confianza, ha quedado más expuesta, porque antes ocurría mucho de lo que está pasando ahora pero no nos dábamos cuenta, “era como normal”, que el aparato judicial estuviese protegiendo a unos y atacando a otros, eso ha sido así históricamente, eso de la CSJ y la Corte de Apelaciones son un fin para restaurar patrones de impunidad para hacer realidad la impunidad y el control de las instituciones señaló Ibarra.

Lo que sucede es que ahora es más contundente y los medios de comunicación se fijan más, la ciudadanía está más atenta y el hecho de que existiera la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y que hubiera un MP trabajando de la mano con la CICIG, “eso abrió una nueva brecha de trabajo por la justicia y eso ha dejado más en evidencia de la situación que vivíamos antes y de lo que podríamos tener si tuviésemos un sistema independiente” manifestó.

La Directora Ejecutiva del Movimiento Pro Justicia advirtió que esta situación se va a desentrampar cuando se genere en el Congreso una fuerza que trate no solo de recuperar espacios democráticos y de apoyar a la justicia independiente, sino simplemente que esa fuerza los obligue a cumplir con sus deberes y obligaciones constitucionales, porque en este momento los diputados están incurriendo en incumplimiento de deberes, porque se han negado sistemáticamente a concretar la elección de Magistrados que es un mandato constitucional, está entre las funciones del Congreso que establece la Constitución.

“Hay un delito que están cometiendo abiertamente y no hay desde los diferentes sectores nacionales una exigencia suficientemente fuerte que obligue al Congreso a cumplir con esa función constitucional, todo indica que desde la población no se va a generar esa fuerza, porque lamentablemente la población no ven la elección de Magistrados sea de su interés inmediato, porque sea quien sea el Juez, sea quien sea el Magistrado, sea un periodo o sea el otro, son pocos los segmentos de la población que están exigiendo pero no generan la suficiente fuerza para generar un cambio” dijo Ibarra.

La población en general está más involucrada en el esfuerzo diario de la sobrevivencia económica de hacerle frente a la pandemia por su propio medio, porque no hay pruebas contra el COVID-19, no hay hospitales suficientes, no hay insumos en los centros de salud para que ayuden a la población a atender el coronavirus y todas las enfermedades.

“La gente tiene que ver como genera ingresos para su familia, esas son las principales preocupaciones, y para ellos que más da que sean estos como otros Magistrados porque saben que si cometen delitos ya sea este u otro igual a ellos se le va llevar la tristeza, y están sujetos a las mismas injusticias, porque no tienen ninguna protección” manifestó.

Según Ibarra, los Magistrados de la CSJ y de Apelaciones actuales están felices de seguir otro año más en los cargos, “porque estamos hablando de prebendas, privilegios, y jugosos salarios, además del ejercicio del poder judicial entonces ellos están cómodos, los buenos y los malos”.

EL MP DEBE ACTUAR POR LA PROPIA NATURALEZA CONSTITUCIONAL

El abogado constitucionalista, Gabriel Orellana aseguró que el tema tiene varias aristas que deben ser analizadas por separado y la más cerca es la inversión en Guatemala, que actualmente es muy débil y por mucho que se pretenda decir que las relaciones con Estados Unidos, no se vieron minadas por la designación de la Fiscal General, Consuelo Porras en la lista Engel, se tiene que admitir que indudablemente la elección de Cortes y la designación de Porras ha minado la credibilidad en la justicia guatemalteca.

La otra parte es que desde que la Corte de Constitucionalidad emitió la sentencia para la elección de las Cortes, la misma CC ha tomado decisiones trascendentales y una de ellas fue la que le hizo al Congreso de que en tres días se tenía que conocer el decreto de Estado de Emergencia que había dictado el Presidente y el Congreso lo acató.

“Si se despeja la ecuación la CC todavía tiene la oportunidad de imponer al Congreso apercibimientos para que se cumpla con la elección de Cortes” dijo Orellana.

Sin embargo, también indicó que la cuestión es saber quién solicita ese apercibimiento, y la lógica jurídica dice que debe ser el MP, porque es de acuerdo con la Constitución el ente que “debe de velar por la recta aplicación de la Ley”, y la Ley no debe ser solo el código penal como lo entiende el MP.

“Lo que ha pasado es una tolerancia mutua entre distintos actores políticos y poderes, pero el punto es que se debe acatar lo que dijo la CC, ella por sí misma y por el respeto que merecen sus decisiones también debe tomar cartas en el asunto” manifestó el abogado.

En este caso la CC debe de actuar de oficio, y es de recordar el caso del Serranazo, “es decir que la Corte no debe tener temor de no actuar, es peor que no actúe y se queden sus esfuerzos perdidos en tiempo y su espacio” dijo Orellana. 

El abogado asegura que es el MP quien debe actuar en este proceso y no es que la Fiscal General, no quiera, sino por la propia naturaleza constitucional de este problema.

ESTAMOS FRENTE A UN ESTADO FALLIDO

Lorena Escobar, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies), señaló que la no elección de Cortes es un indicador que estamos frente a un Estado fallido, lo cual es preocupante por las consecuencias que tiene esta situación en particular para la democracia, el Estado de Derecho y la inversión extranjera.

Según Escobar, esto se califica como algo nefasto, inaudito y anormal, algo que no debió ocurrir, hay una estrategia y el Congreso está muy cómodo en esta situación lo cual favorece a ciertos sectores, y con ello cada vez más se debilita al sistema de justicia.

Además, indicó que hay muchos elementos que están afectando la seguridad y estabilidad que debería de tener el Organismo Judicial, y lo que está sucediendo es que el sistema de justicia empeore, algunos lo que están buscando es generarse impunidad.

De acuerdo con Escobar, esta situación traerá consecuencias para los guatemaltecos, ya que si las calificadoras de riesgo le dan a Guatemala una calificación negativa, no habrá inversiones y si se continúa probablemente existirá una fuga de inversión en el país, lo cual se reflejará en la falta de empleo y se afianzará el desempleo, lo cual es grave para la ciudadanía.

“Esta situación también lleva a un punto de control de unos sobre otros y abre la posibilidad para que haya autoritarismo, que no se permita expresarse, a los periodistas se les empiece a perseguir por estar cubriendo notas, el control de la información, entonces la población corre riesgos”, dijo Escobar.

Agregó que esta situación se resolverá al exigir que el Congreso cumpla con sus obligaciones, porque es una obligación constitucional y generar las condiciones para que se cambien las autoridades del Organismo Judicial, y lo que le importa a los políticos es ser reelecto o buscar otra posición pública y por lo tanto eso también está en las manos de la población, que debe unirse para exigir.

También existen acciones legales para desentrampar esta decisión y esas acciones debe tomarlas el MP, para que los diputados acaten lo dictado por la Corte de Constitucionalidad y será entonces el MP que tome un papel fundamental en este tema, porque hay que recordar que fue el ente investigador quien solicitó el amparo que otorgó la CC.

INTERPELACIONES NO DEJAN QUE AVANCE AGENDA LEGISLATIVA

Por su lado, el jefe de la bancada oficialista Vamos, Mynor Mejía, aseguró que no ha existido la voluntad de la mayoría de diputados en el Congreso, de no llegar, y ahora con la interpelación del Ministro de Energía y Minas, los interpelantes no se presentan, entonces no están caminando las sesiones.

“La agenda legislativa esta parada, ya lleva tres semanas parada, nosotros comenzamos votando, íbamos muy bien, la agenda del Congreso es grande, pero son ellos los que están interpelando, si usted mira, salimos de la interpelación del Ministro de Gobernación y ahora con el Ministro de Energía y Minas y en cola está el Ministro de Cultura y Deportes, es algo muy complicado” dijo Mejía.

Al ser cuestionado sobre la estrategia de la alianza oficialista para retrasar la elección de Cortes, Mejía dijo que en la sesión de jefes de bloque se ponen de acuerdo con los temas de agenda y se ha agendado la elección de Cortes los días martes y jueves, sin embargo, insistió que la no elección se debe prácticamente a las interpelaciones en el hemiciclo, y por ello se optó por realizar una tercera sesión los días miércoles.

El jefe de la bancada Vamos dijo que hay varios temas que se han quedado rezagados en el Congreso, “los que exigían cortes ahora son los que entrapan en Congreso con las interpelaciones”, manifestó.

Asimismo, indicó que nada tiene que ver la alianza oficialista con la elección de cortes, “en la agenda legislativa siempre se coloca la elección de Cortes, pero no podemos avanzar hasta que no se salga de las interpelaciones, esta semana (semana pasada), fue la más absurda que no llegó la bancada interpelante, y los mismos interpelantes son los que piden revisión de quorum, usted puede ver a la bancada Vamos que siempre está marcada”, dijo el diputado oficialista.

LAS MANOS DE GIAMMATTEI METIDAS EN EL CONGRESO

Por su lado, el diputado Carlos Barreda de la Unidad Nacional de la Esperanza, dijo que hay una sentencia de la CC que ordena a elegir a la CSJ y es por ello que se ve en la agenda de todas las semanas agendada la elección, pero nunca se llega al punto de elegir a las Cortes.

“El problema es el desgaste del presidente del Congreso, Allan Rodríguez y de la bancada oficial, hay un rechazó de varios diputados de la conducción que tiene Rodríguez y el partido de Gobierno sobre estos temas, especialmente de las interpelaciones”, dijo Barreda.

Según el diputado, las interpelaciones tienen preeminencia por mandato constitucional, y esto ha originado que por lo menos dos veces por semana se agende de manera preeminente la interpelación, después de la interpelación al Ministro de Energía y Minas, está la del Ministro de Cultura y ahora se suma la interpelación del Ministro de Comunicaciones.

“Eso se debe a que los Ministros no están asistiendo a las citaciones de la oposición en el Congreso, ni están entregando información y no están rindiendo cuentas, esto va a parar con cinco o seis Ministros interpelados, ya que los Ministros no quieren rendir cuentas”, dijo Barreda.

El diputado de oposición indicó que, quienes bloquean la elección de Cortes son el Gobierno y la alianza oficialista, “lo que yo le estoy aclarando, es lo que está pasando, para que no vayan a venir a decir ahora que es la oposición la que está bloqueando la elección por las interpelaciones”.

Barreda indicó que las interpelaciones se están dando porque ya sabemos que es por órdenes del presidente Alejandro Giammattei, para que los Ministros no se presenten al Congreso, “se lo digo muy claro, Giammattei ha llamado a Magistrados del TSE para pedirles que le den la Secretaría General de la UNE a Sandra Torres, el Presidente se sigue metiendo en el Congreso en la elección de la Junta Directiva, se sigue metiendo en problemas del partido UNE apoyando a Sandra Torres, el ala institucional va a reaccionar con todo”, dijo.

“Nosotros no vamos a permitir que el Presidente se siga metiendo en el Congreso y en el partido queriendo apoyar a Sandra Torres, nosotros nos vamos a defender con todo, porque el hecho de que el Presidente se siga metiendo en el Congreso viola el sistema de pesos y contrapesos y viola lo que la Constitución dice, que Guatemala es una República”, manifestó Barreda.

Además, señaló que la alianza oficialista no quiere elegir Cortes y en este caso lo perverso tiene nombre y se llama Alejandro Giammattei, “es el Presidente quien está metiendo las manos en el Congreso y debe salir del Congreso, y se lo hemos dicho, saque las manos del Congreso señor Giammattei”.   

El diputado dijo que la elección se resolverá solo si se saca al oficialismo de la Junta Directiva, porque hay que señalar que el oficialismo esta con la práctica de compra de votos y quieren volver a poner al diputado Allan Rodríguez que ya no tiene la capacidad para dirigir el Congreso, que necesita un cambio de rumbo “y espero que la derecha y la izquierda digna tomen la decisión de dejar afuera a las mafias de la dirección del Congreso y haya un acuerdo de Gobernabilidad y se retome la dirección del Congreso, la elección de Cortes pasa por sacar al oficialismo de la dirección del Congreso y sacar las manos del presidente Giammattei del Congreso”, manifestó.

UN TEMA SIN PRECEDENTES

Entre tanto, la diputada Sonia Gutiérrez, del partido Winaq, dijo que la elección de Cortes es un tema sin precedentes en cuanto a la crisis de la institucionalidad del Estado, porque ya en el transcurso de dos años que se han quedado en otro periodo extraordinario que la ley mandata a 5 años para que se ocupen esos cargos, y ya se van a cumplir 7 años.

“Francamente como se ha visto actuar al Congreso, que está cooptado por los bloques legislativos en alianza con el Ejecutivo, no se vislumbra una perspectiva de que se vayan a elegir Cortes, por lo tanto veo una amenaza muy profunda en términos de institucionalidad y del Estado de Derecho, que insisto estamos en un punto sin precedentes”, manifestó Gutiérrez.

Según la diputada, la alianza oficialista ya llegó a un acuerdo en el sentido de para quienes tienen controlado el Congreso, les es incómodo ajustarse a los lineamientos y parámetros que la CC emitió en la sentencia, en la que mandata al Congreso a elegir Cortes, en la que se establece que se elijan a Magistrados que cumplan con los principios de honorabilidad, idoneidad y que se excluyan aquellos que está cuestionada su reputación y por eso mismo, no ha habido un acuerdo político de elección porque para esta Junta Directiva y de los aliados, es más cómodo que sigan los Magistrados que en este momento están, aún cuando ya se pasaron de periodo constitucional, porque saben que cumplir con los parámetros descritos afectan sus intereses.

“No hay intención ahora ni el próximo año y es probable que en esta legislatura no elija a las Cortes”, señaló Gutiérrez.

Además, refirió que el presidente Giammattei está metiendo las manos en la elección de Cortes indudablemente, “cuando veo un presidente del Congreso que sigue instrucciones del Ejecutivo y concretamente del Presidente, y si no ha habido prioridad en la elección de Magistrados porque es una directriz que viene desde el Ejecutivo, y no queda la menor duda, es lo que hemos visto en el tiempo que ha estado Allan Rodríguez al frente del Congreso”.

HAY INTERESES DE CAPTURAR LA JUSTICIA Y GARANTIZAR IMPUNIDAD

Por otro lado, el diputado de la Bancada Semilla, Román Castellanos indicó que no existe voluntad política de la alianza oficialista, que pasó por el propio presidente de no elegir a los Magistrados de la Corte.

“Hay una alineación en los intereses tanto del Gobierno, como los Magistrados que están en la Corte y el MP, que básicamente van en la línea de capturar la justicia para garantizar impunidad a quienes se han visto envueltos en casos de corrupción y proteger a los socios del Gobierno y diputados que están vinculados a la corrupción”, manifestó.

Castellanos señaló que la no elección de Cortes tiene serias consecuencias en la credibilidad del sistema de justicia, pero también en la imagen que proyecta el país a nivel internacional que prácticamente es una debilidad institucional y de la independencia de la justicia.

Agregó que, al final nada pasa en el Congreso sino tiene la venia del Presidente, además la alianza oficialista que la preside el partido de Gobierno están coludidos en todo esto, aunque el Presidente trate de no mostrarlo es evidente, dijo.

Según Castellanos, hay un interés para mantener a los actuales Magistrados de las Cortes, que además han salido en defensa de los amigos del Gobierno, a la misma Fiscal General, Consuelo Porras, tras no retirarle la inmunidad, además de la aniquilación de la lucha contra la corrupción y los fiscales independientes, cambios que Giammattei ha aplaudido.

El diputado del bloque Semilla coincide con el diputado Barreda al asegurar que al quitar a los diputados del partido oficial en la Junta Directiva y crear una coalición de partidos se podrá elegir a las Cortes del país.