EE.UU. vuelve a salvar a Guatemala contra el COVID-19, esta vez con donativo de 2 millones de vacunas Moderna

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Foto: Ministerio de Salud

Un lote de 2 millones de vacunas Moderna donadas por Estados Unidos ingresó este miércoles al país, tal como fue anunciado en días anteriores, para continuar la inmunización de menores de edad y que regresen a clases presenciales en próximo año.

En la entrega de las vacunas estuvieron presentes el Embajador de Estados Unidos en Guatemala, William Popp y el Ministro de Salud, Francisco Coma.

Con esta nueva entrega, la donación total de vacunas del Gobierno de los Estados Unidos a Guatemala asciende a 6.5 millones de dosis de Moderna. «El Gobierno de los Estados Unidos continuará ayudando a proteger a los guatemaltecos contra los estragos de la COVID-19 y a reducir las barreras para reconstruir la economía guatemalteca», indicó la Embajada de Estados Unidos por medio de un comunicado.

“En Estados Unidos estamos próximos a celebrar el Día de Acción de Gracias, y no se me ocurre una mejor manera de celebrarlo que dando la bienvenida a 2 millones de dosis de vacunas a Guatemala.  Con esta donación adicional, los Estados Unidos ha entregado un total de 6.5 millones de vacunas Moderna, seguras y efectivas, suficientes para vacunar al 20% de los guatemaltecos, y que equivale al 48% de las dosis necesarias para vacunar a la población mayor de 12 años”, dijo el Embajador Popp.

Por su parte, el ministro de Salud agradeció la donación de las vacunas e indicó que con estas dosis inmunizarán a los menores de 12 a 17 años y también aplicarán la tercera dosis o de refuerzo a los profesionales de salud.

«Con estas vacunas evitaremos que los hospitales se llenen de pacientes moderados y graves. Aprovecharemos muy bien cada una de estas vacunas en las distintas áreas de salud del país», aseguró Coma.

Asimismo, indicó que le estan dando la oportunidad a todos los guatemaltecos de vacunarse, «no hay excusas para no acudir a los centros de vacunación o para no recibir a nuestros equipos de vacunación en las comunidades más lejanas», dijo.

«La vacuna no mata, no tiene connotaciones religiosas, no tiene efectos secundarios ni nos deja estériles, la vacuna salva vidas», puntualizó el titular de la cartera de Salud.