• 27 de November de 2020

BREVE EVALUACIÓN DE LA PROPUESTA DE PRESUPUESTO 2021 (PARTE II)

 BREVE EVALUACIÓN DE LA PROPUESTA DE PRESUPUESTO 2021 (PARTE II)

Nineth Montenegro

En seguimiento a la evaluación de la propuesta de Presupuesto 2021, veamos ahora cual es la propuesta para el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, cuya asignación es de Q9,894.4 millones, la mayor cantidad de estos recursos se destinan para gasto de funcionamiento, sobre todo por los pactos colectivos de condiciones de trabajo.

Entre los programas de suma importancia de ésta cartera están: La Prevención de la Mortalidad de la Niñez y de la Desnutrición Crónica, para ello se ha dispuesto Q1,125.7 millones, incluyendo las actividades de servicios de vacunación a niños y niñas, servicios de consejería, monitoreo del crecimiento, dotación de micronutrientes, servicios de desparasitación, vigilancia del agua, atención por enfermedades respiratorias y diarreicas, diagnóstico y tratamiento de la desnutrición crónica.

En el año 2020, en enero, la asignación destinada a la prevención de la mortalidad de la niñez y la desnutrición crónica era de Q1 mil 40 millones, monto al que se le redujo Q146 millones para cubrir programas de apoyo a los afectados por COVID-19, que en todo caso varios de ellos tuvieron 0% de ejecución, dicha disminución se dío en el contexto de un estudio de OXFAM en Guatemala que revela que la desnutrición crónica se incrementó en 6.9% en siete municipios del corredor seco, se trata de 15 mil 407 niños y de 13 mil 591 niños menores de 5 años que están en riesgo por la desnutrición aguda.

El propio Ministerio de Salud admite que en 18 de los 22 departamentos del país hay un aumento de casos de niños con desnutrición aguda, por lo que, el actual presupuesto y la propuesta 2021 resulta exigua, si hay una ejecución de calidad, argumento que dado el incremento de casos de desnutrición desviste la realidad.

Cinco programas vitales además del ya mencionado fueron reducidos este año por la crisis de COVID-19 por la cantidad de Q625.5 millones, se contrajeron programas como VIH/SIDA y tuberculosis. Posteriormente, el Ministro de Salud dijo que se estaba trabajando en la devolución del presupuesto a los programas que fueron afectados por las modificaciones, porque ya contaban con los fondos otorgados por el Legislativo.

Otros programas importantes del  MSPAS son: Recuperación de la Salud, con Q3,678.8 millones, aquí se incluye  atención medica por enfermedades transmisibles y no trasmisibles, y atención medica por accidentes y violencia; Q1,358.8 millones, al programa de Fomento de la Salud y Medicina Preventiva, cuyas actividades son de servicios de apoyo al fomento de la salud, prevención y promoción de la salud, atención ante urgencias epidemiológicas y la vacunación contra el virus de papiloma humano, que no se ha implementado en varios años debidamente para niñas a partir de los 12 años y con ello prevenir el cáncer cervico uterino; Q779.5 millones para la Prevención de la Mortalidad Materna y Neonatal; Q133.7 millones para la Prevención y Control de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), VIH y SIDA; Q40.9 millones para la Prevención y Control de la Tuberculosis; Q702.0 millones para las intervenciones realizadas para la atención de la emergencia COVID-19. No obstante, la ejecución global de salud para este año es de 58.1%, porcentaje que refleja una baja ejecución, especialmente en programas esenciales, si vemos que el volumen de lo ejecutado es para funcinamiento, nada nos garantiza que el año 2021 será diferente.

Otro tema importante  a revisar, es la propuesta de reactivación económica y social, en donde incluyen recursos extraordinarios para la realización de proyectos llamados de “alto impacto” para el Ejercicio Fiscal 2021 y Multianual 2021-2025,  por Q4,560.8 millones, con el objeto de dinamizar la economía del país mediante políticas y programas ejecutados desde el Estado por diferentes Ministerios, dos de ellos, Ministerio de Comunicaciones y Obra Pública, con Q 2,882.0 millones para el 2021, y el  Ministerio de Desarrollo Social, con solo Q500.0 millones, destinado  a transferencias para salud y educación, y para financiar acciones relacionadas con la Gran Cruzada por la Nutrición de la siguiente forma: Transferencias a las familias más necesitadas, una asignación de Q300.0 millones, y la Gran Cruzada por la Nutrición con  Q200.0 millones.

Los recursos mencionados anteriormente, para apoyo social y combate a la desnutrición, resultan totalmente insuficientes, si a la crisis del COVID-19 ahora sumamos la devastación que sufrió el país con el huracán Eta. En todo caso, se asignaron más de Q600 millones para atender a los damnificados que dejó la tormenta, esperemos que se utilicen con agilidad, transparencia y a quien más lo requiere, porque mucho de ese dinero deviene de programas que no se ejecutaron con la crisis del COVID-19.

Epicentro GT